La terapia

La terapia psicológica que realizo se adapta a cada persona de manera individualizada. Con cada persona utilizo técnicas de aceptación e integración de las experiencias dolorosas («síntomas») dirigidas a disminuir el sufrimiento que padece la persona, junto con la clarificación y resolución de los problemas personales que están a la base de cada problemática concreta. La terapia está basada en el uso de los tratamientos psicológicos más recientes e innovadores, las terapias psicológicas de tercera generación; son tratamientos que han superado estrictos controles científicos que avalan su eficacia y utilidad (ver más abajo la sección Enfoque Terapéutico). 

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO

La frecuencia de las sesiones es algo flexible adaptado a cada caso particular y que se valora conjuntamente tras la sesión de evaluación. A modo de estimación, la frecuencia de las consultas suele ser de 1 sesión por semana o cada 15 días. Siendo la duración de las sesiones de 1 hora.

La duración total del proceso y el número de sesiones va a depender del alcance del problema que presente cada persona; así como de los objetivos terapéuticos que se establezcan tras la sesión inicial de evaluación.

ENFOQUE TERAPÉUTICO

El enfoque desde el que trabajo se enmarca dentro de la Perspectiva Existencial en psicoterapia y de otras aproximaciones afines, como es el caso de la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) (Hayes, Strosahl y Wilson, 1999). En este contexto, habría que sumar la importancia que le doy al análisis funcional de la conducta clínica (AFC) de la mano del desarrollo realizado desde la Psicoterapia Analítica Funcional (FAP) (Kohlenberg y Tsai, 1991). Además, en mi trabajo terapéutico combino diferentes técnicas provenientes de enfoques con filosofías afines, como por ejemplo la Terapia Estratégica o la Terapia Dialéctica Conductual (TDC) (Linehan, 1993).